Bueno, bueno, bueno, incluso con adelanto a su estreno en la televisión norteamericana (entre hoy y mañana se estrenan los 4 primeros episodios de esta sexta temporada de 24), pero nuestro adorado Jack Bauer ha regresado (¡benditas filtraciones!), pelin cambiado, pero con que vuelva nos conformamos y babeamos a partes similares. Vaya por delante el aviso de spoilers a tutiplén (es que de no ser así… ¿qué gracia tendría sino comentar 4 capítulos?) en las sucesivas líneas, así que luego nadie me venga con quejas!

Tras su secuestro por parte de las autoridades chinas han pasado 2 añetes con Jack recibiendo más golpes que el pobre Sawyer en lo que lleva de tercera temporada de Lost. Pero mira tu por donde el gobierno norteamericano acepta todas las peticiones chinas para liberarle. Guay ¿no? Pues va a ser que ni de lejos, porque su liberación se debe a que en suelo norteamericano se están sucediendo los ataques terroristas con miles de bajas y la única forma de dar con el cabecilla es ceder a un chantaje que aparte de 25 míseros millones de dólares exige que les den a Bauer para darle la bienvenida a su tumba.

Hasta ahí pocas novedades había para aquellos que esperábamos el regreso de 24 como agua de mayo, así que spoileemos! Jack está jodido. Vale, lleva jodido la de dios desde que se cargaron a su esposa al final de la primera temporada, pero ahora está más jodido todavía. Parece que ha perdido parte de su olfato sonsacador de información (esa mierda de interrogatorio para localizador al terrorista jefe… que fijo más adelante descubriremos que no es más que un sicario de otra persona, vamos, me apuesto casi lo que sea) y no vamos a decir que se ha reblandecido (pegar un pedazo bocado a la yugular de alguien pa matarle tiene su “mérito”) porque eso son sandeces, pero aparte de tener más cicatrices en el cuerpo de las que debería tener el inefable Rocky Balboa (en este caso un regreso… que creo nadie quería) su carácter se ha aplacado. Vaya, si antes hubiese matado a 50, ¡ahora sólo serán 20 los que caigan!

Del resto de personajes conocidos…. pues en general en su línea, parecía que le iban a sacar más partido a Curtis (que siempre, incluso cuando coincidian, lo veía como un posible sustituto barato de mi ídolo Tony Almeida), pero que le den mucho por ahí. Memorable el momento en el que Jack se lo carga para proteger la vida de un terrorista que les hace falta. Vaya, que sí, que el terrorista se habrá reformado (que a saber, con la de giros de guión que tiene 24 igual se revela como terrorista de verdad para luego sacarse una máscara y ser… no sé… Charlie Sheen!), pero cojones, cargarse a un amigo (bueno, casi más conocido que otra cosa en este caso) así por las buenas…. El resto, lo dicho, cumplen, aunque si ya resultaba anacrónico ver a un presidente de USA negro… repetirlo con su hermano, uf…. bueno, al menos no es una mujer negra y homosexual, eso sí que sería el cenit de lo nada creíble!

Y ahora llega el momento de los personajes nuevos. El peor de todos es el horror ese de hermana del presidente. Uy que guay, una abogada que lucha por los derechos civiles, uy que guay que recuerda su hermano que no hay que saltarse la ley por mucho ataque terrorista a mansalva que haya. ¡Que la den! ¡Exijo su muerte antes del capítulo… eeerr… que se yo… ¿16?! Luego tenemos al Bizcochito de “Ally McBeal” como un consejero que quiere aplicar la ley marcial. No es que sea la releche, pero pensaba que no iba a creermelo y cuela bastante bien. Veremos cuando se ponga a hacer carbonadas por su cuenta, porque las hará… o también exigiré su muerte! Del resto de nuevos… pues más o menos ya los conocíamos, aunque la reaparición de Eric Balfour no me ha gustado. Con lo simpático que era en la primera temporada y ahora dan ganas de reventarle la cara contra cualquier sitio! Ah, bueno, lo mismo pasa con el marido de Chloe, pero al menos éste es un hijo de puta que cae simpático por serlo xD

Sobre el gran misterio… pues no han terminado de exprimirlo del todo estos 4 capítulos, pero claro, es la recta inicial y no se puede empezar cargándose a 2 personajes míticos de la serie como se hizo por las buenas en el comienzo de la quinta… Ha molado, aunque ya lo veía venir en cuando mencionaron lo de la bomba nuclear, que la mencionada bomba explote en pleno Los Angeles. A tomar por culo, todos muertos y jack debería sufrir algún tipo de… ¿mutación? ¿Jack Bauer metes X-men? No estaría mal… Pero claro, Jack es sobrehumano, así que me extraña que no haya echado a volar a lo Nathan Petrelli (de “Heroes” por si alguien no le ubica) , haya cogido la bomba y la haya expulsado en pleno vacío cósmico para a la vez evitar una invasión alienígena (que es lo que le falta a 24, que ataquen extraterrestres!, ah bueno, y la opción zombies para recuperar a Tony Almeida no me desagrada xD) y a la vez rescate alguna expedición de la NASA que se había extraviado. ¡Y aún así pensaríamos que podría haber dado más de sí!

En fin, ahora nos han dejado con que los terroristas tienen otras 4 bombitas nucleares que un pelin de pupa sí que pueden hacer, amen de que Jack está todavía más destrozado tras cargarse a Curtis (con un par!) y que igual se enfada y no respira un rato para no seguir luchando contra todo Dios porque no hay nadie más como él. En definitiva, buen arranque de temporada aunque no mítico (salvo momentos sueltos). Esperemos que suban el nivel y nos salgan con cosas tan rebuscadas y adrenalíticas que no queramos hacer otra cosa que seguir viendo más y más episodios aunque sea a costa de nuestro (discutible) bienestar mental.

Venga, hasta otra!

P.D. Para los que 24 os importe tres pepinos decir que en breve volveré con un chachipiruli (u horrible de la muerte, según gustos) especial de varias etapas dedicado a Christopher Nolan. Nos vemos entonces 🙂

Anuncios