Si hay una película que me dé particularmente rabia que sea tan denostada es El último gran héroe. Vale que el bueno de Arnold ha hecho algún bodriete considerable, pero éste no es el caso. No sé si será que su particular mezcla de comedia y acción (algo que Shane Back, guionista de esta película, volvió a explotar en la muy simpática Kiss, kiss, bang, bang) puede ser malentendida al esperar una cinta de acción más. Una pena, porque es cojonuda.

Valga como pequeña muestra esta particular versión de Hamlet:

Y como, para alborozo de algunos, la gente se aburre mucho y hace cositas como ésta

Ais, volverá a aparecer algún día otro McTiernan?

Anuncios