A lo largo de cada año hay no pocas películas que pasan desapercibidas de forma injusta. Ése es el caso de Más extraño que la ficción, una estupenda mezcla de drama y comedia que no lleva a sus últimas consecuencias su propuesta, pero ese detalle queda compensado con creces por los numerosos méritos de una propuesta emparentada con la estupendástica Adaptation.

Mi crítica de elpaisliterario aquí

Anuncios